¿Para qué sirve el jazmín?

El jazmín, conocido también como jazmín floreciente nocturno, jazmín estrella, jazmín del poeta, es una flor aromática de color blanco. Tiene como origen las áreas tropicales del sudeste de Asia, Australia y África.

La planta de jazmín es muy valorada no solo por sus flores aromáticas, sino también por sus cualidades curativas en todo el mundo, y ha sido muy utilizada por tratar de curar enfermedades durante años en China e India.



 

Alivia la depresión

El aroma del jazmín, es capaz de activar y liberar ciertas hormonas en el cuerpo, incluída la serotonina, dando como resultado el mejoramiento del estado de ánimo y el aumento de energía.

Estimula el deseo sexual

El aceite de jazmín es capaz de aumentar la libido y los sentimientos del deseo sexual. Es por ello que el aceite y la fragancia de las flores de jazmín han estado presentes en las habitaciones de recién casados en la India. También ayuda a mejorar problemas como la impotencia, la frigidez y la eyaculación precoz.

Borra cicatrices

El jazmín en aceite es capaz de eliminar rastros de cicatrices producidas por heridas, acné y forúnculos. También puede ayudar a eliminar manchas y estrías producidas en el embarazo.

Calma la tos

El jazmín cuenta con función expectorante, ayudando a eliminar las flemas acumuladas en las vías respiratorias. También ayuda a descongestionar las vías nasales y respiratorias, garantizando mejores noches de sueño.

Adiós insomnio

Además de ser un gran expectorante, funciona como antiespasmódico, juntos hacen conciliar el sueño y permanecer dormido toda la noche sin problema alguno. Es ideal para personas que sufren de ansiedad y de insomnio.

Protege la piel

El aceite de jazmín puede mejorar la condición de la piel, en caso se encuentre seca, deshidratada o seca. Sin embargo, no es recomendable echar esta sustancia directamente en heridas, o piel propensa a formar una, porque podría causar reacciones alérgicas. Actualmente, sí se utiliza en el tratamiento de la dermatitis y eccema.

Cuida el útero

Tonifica el útero y ayuda a promover la secreción de determinadas hormonas que aseguran el buen funcionamiento de este órgano. También ayuda a prevenir los tumores en esta zona, sobre todo luego de la menopausia.

Efecto sedante

El jazmín relaja el cuerpo y la mente, ayudando a producir pensamientos positivos. Ayuda a calmar el estrés, la ansiedad, la depresión y la ira, así como las inflamaciones de todo tipo, que conllevan a alterar todo el organismo.

Ayuda en el trabajo de parto

El aceite de jazmín, facilita el trabajo de parto y calma las dolencias que se puedan presentar en el momento de dar a luz. Se puede utilizar para que el tiempo de recuperación posparto sea más corto. Además, puede ayudar a las mujeres que sufren de depresión luego del nacimiento de sus bebés.

Facilita la lactancia

El aceite de jazmín puede ayudar a aumentar los niveles de leche materna, facilitando el consumo de nutrientes en los bebés.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Para qué sirve el jazmín?, te recomendamos que visites nuestra categoría de Alimentación Saludable.



¿El artículo te ha sido de ayuda?

¿Para qué sirve el jazmín?
Califica este post

Déjanos un comentario