Propiedades y beneficios medicinales del toronjil

El toronjil es una planta medicinal muy usada alrededor del mundo. Algunos la conocen también como melisa y es usada para tratar distintos males. Aunque su aspecto no sea tan agradable y se confunda con el de la ortiga, su delicioso aroma a limón la hace inconfundible. Si quieres saber más acerca de esta maravillosa planta medicinal no dejes de leer el siguiente artículo, donde descubrirás los beneficios y propiedades medicinales del toronjil.

toronjil

Descripción

El toronjil es una planta perenne que pertenece a la familia de las Lamiáceas. Llega a alcanzar hasta 80 centímetros de altitud. Su apariencia cuando aún no se desarrolla completamente se asemeja a la de las ortigas. Esto debido a que las hojas son pecioladas, es decir tienen como pequeños pelitos sobre ellas. Asimismo, las hojas son opuestas y pueden medir entre 9 y 7 centímetros de longitud. Poseen forma de óvalo y tienen los bordes dentados, son de color verde claro.
Por otro lado, el tallo es rastrero y tiene una forma cuasi rectangular. Son erectos, y cuando la planta ya está desarrollada suele adquirir una forma leñosa. El toronjil presenta flores blancas que suelen agruparse en grupos de 10 aproximadamente. Los cálices de las flores suelen ser peludos igual que la parte inversa de las hojas. Las flores poseen cuatro estambre y producen néctar, es por ello que atraen a distintos insectos, especialmente las abejas.
Esta planta tiene raíces con facilidad de absorber nutrientes. Se puede cultivar en cualquier región que cuente con tierra fértil y los nutrientes necesarios para que pueda sobrevivir.



Historia

El toronjil es una planta que crece desde la antigüedad, incluso es mencionada en los escritos de Dioscórides. Él fue un médico griego que vivió entre los años 54 y 68 D.C., y se dedicó al estudio de distintas plantas medicinales, entre ellas, las propiedades medicinales del toronjil. Ya en el siglo X, los árabes conocían esta planta como la “hierba del corazón”, en ambos sentidos. Primero porque esta planta era capaz de controlar ciertos males y alteraciones cardíacas. Segundo porque también era capaz de clamar algunas situaciones emocionales como la depresión a causa de una ruptura amorosa, los nervios y la ansiedad.

Desde el siglo XVII, el toronjil se hizo popular gracias a una preparación conocida como “Agua del Carmen”, la cual era preparada a partir de las hojas de esta planta, un buen vino o cualquier tipo de alcohol y otras especias. Esta agua se preparaba en los monasterios de las carmelitas en París y era usada como una cura para tratar problemas nerviosos y digestivos, gracias su acción sedante y calmante. Esta preparación se siga usando hasta la actualidad y sigue conservando su nombre.

Origen

El toronjil es originario de la cuenca del mar Mediterráneo. Desde allí se expandió con los cultivos hacia el sur y centro de Europa. Está planta crece de manera silvestre en los prados húmedos y fértiles de los bosques europeos. Prefiere una tierra arenosa y bien drenada para desarrollarse, y no son demasiado sensibles al sol. Actualmente se puede cultivar en cualquier terreno preparado, que reúna ciertas condiciones mínimas para que pueda desarrollarse. El toronjil o melisa, se cultiva cuando empieza a florecer, que es el momento donde la planta emite en mayor medida su delicioso aroma a limón.

Nombre científico

El toronjil tiene como nombre científico: Melissa officinalis. Este término hace referencia a su otro nombre más común, la melisa. La denominación de “Melissa” proviene del griego, el cual es un término que hace referencia a las abejas y la miel. Se le llama así a esta planta debido a que el néctar de sus flores atraía muchas abejas. La denominación de toronjil, es otra de las denominaciones que recibió en el mundo árabe y luego se convirtió al castellano.

Nombres comunes

El toronjil, como ya lo hemos mencionado, también es conocido como melisa. De igual modo, recibe distintas denominaciones dependiendo de la región. Por ejemplo en algunos lugares de España se le conoce como abejera, debido a que esta planta suele atraer a muchos de estos insectos. En inglés se le conoce como lemon balm o balm mint, haciendo referencia a su peculiar olor a limón y su parecido con la menta. En francés se le conoce como Melisse Citronnelle, y su nombre también hace referencia a su olor cítrico.

Propiedades del toronjil

Es analgésico: Una de las más grandes propiedades del toronjil es su poder analgésico. El cual le permite calmar cierto tipo de dolores, tanto estomacales como musculares o de cabeza. Esto se debe a su alto contenido en eugenol, compuesto que tiene la propiedad de ser un analgésico local. Funciona impidiendo que se conduzca el impulso nervioso del dolor a ciertos tejidos del cuerpo. Asimismo, a este se le suma la acción del timol y otros compuestos como el ácido ursólico, clorogénico y cafeíco.

Es digestivo: El toronjil tiene compuestos que lo vuelven un gran antiespasmódico. Esta propiedad no solo actúa en los músculos externos, sino también en los del estómago, ayudando a reducir los espasmos estomacales. De esta manera ayuda considerablemente a relajar el aparato digestivo ayudando a una mejor digestión. Asimismo, ayuda a calmar dolores estomacales e indigestión.

Un gran sedante: Gracias a su alto contenido en antioxidantes fenólicos y ácido rosmarínico, el toronjil constituye un gran calmante. Esto debido a que estos compuestos químicos son capaces de inhibir la enzima encargada de la degradación del ácido gamma-aminobutírico (GABA). El GABA es el principal neurotransmisor inhibidor del sistema nervioso, por lo que al evitar que se degrade, se impide con mayor facilidad la actividad en el cerebro. De esta manera ayuda al tratamiento de problemas como la ansiedad, depresión y nerviosismo, entre otros. Asimismo, el toronjil tiene la propiedad de calmar el músculo cardiaco, restableciendo el ritmo cardíaco, contribuyendo así a la calma del individuo.

Favorece la secreción de bilis: El toronjil es capaz de incrementar la secreción de bilis en el hígado y la vesícula biliar. De esta manera sirve como tratamiento para quienes sufren de insuficiencia biliar. Asimismo, la mayor producción de bilis favorece a la digestión y al adelgazamiento.

Beneficios del toronjil

Ayuda a la digestión: Gracias a sus propiedades digestivas, el toronjil tiene la capacidad de ayudar a la digestión. Ayuda a relajar los músculos del estómago evitando espasmos. Asimismo, ayuda a una mayor segregación de bilis, la cual ayuda a una mejor digestión de los alimentos. De esta manera es capaz de aliviar problemas como indigestión y cólicos estomacales.

Calma el estrés: Debido a sus propiedades sedantes, el toronjil es capaz de calmar el estrés. Esto debido a que es capaz de relajar todo el organismo. No solo eso, ayuda a combatir los síntomas adversos del estrés, ayudando a despejar la mente.

Cura el insomnio:Gracias a su capacidad de evitar la degradación del ácido que inhibe la actividad cerebral, el toronjil ayuda a conciliar el sueño. Permite que el sistema nervioso reduzca su actividad, ayudando así a combatir el insomnio.

Ayuda a adelgazar: Debido a sus propiedades digestivas, el toronjil es capaz de ayudar a mejorar el tránsito intestinal, reduciendo la hinchazón del vientre. Asimismo, esta planta es capaz de calmar la ansiedad, evitando que se coma más de lo debido.

Reduce dolores menstruales: Ya que el toronjil tiene la propiedad de ser un gran analgésico, relajante muscular y antiespasmódico, ayuda a calmar los dolores producidos por la menstruación. Esta planta ayuda a calmar los espasmos uterinos, aliviando así el dolor que producido.

Reduce los espasmos musculares: El toronjil tiene la propiedad de ser antiespasmódico. Gracias a ello es capaz de reducir los espasmos musculares en el organismo. Pudiendo así, combatir agujetas y calambres. Además el consumo regular de está plata ayuda a prevenir estas afecciones al músculo.

Calma la ansiedad: Debido a sus propiedades sedantes, el toronjil ayuda a calmar la ansiedad. No solo relaja el organismo, sino también el sistema nervioso. Al igual que con el estrés, permite despejar la mente y poder recuperarse de los ataques de ansiedad.

Ayuda a controlar la taquicardia: Una de las propiedades del toronjil es la de relajar el músculo cardíaco. Gracias a ello, ayuda a controlar el ritmo del corazón, normalizándolo. De esta manera se puede evitar las arritmias y las taquicardias.

Combate el mal aliento: Gracias al delicioso aroma que le otorgan los aceites esenciales a esta planta, se puede usar para combatir los malos olores. Para decir adiós al mal aliento solo se debe masticar un par de hojitas frescas de toronjil, lo cual ayudará a refrescar el aliento y dejar un ligero olor a limón. Asimismo, también se puede utilizar esta planta para eliminar el olor ha guardado de la ropa, poniendo unas ramitas en el ropero. De este modo también se evitará el ingreso de polillas y otros insectos que puedan dañar las prendas.

Investigaciones científicas

En un artículo publicado por la revista científica Kiru, Karina Pardo Aldave demuestra la acción neurotrópica del toronjil frente a la ansiedad en niños. Para la realización de este estudio se trabajó con un grupo de 64 niñas de 6 años de edad, con y sin experiencia en el dentista, a las cuáles se les detectó ansiedad mediante una prueba de dibujo. A este grupo se le dividió en dos, y a uno de ellos se les dio una dosis de extracto hidroalcohólico de toronjil. Al segundo grupo solo se les dio un placebo.

Para hacer el estudio se realizó un tratamiento dental a las niñas. Luego de que se sometiera a las 64 niñas a una profilaxis, se midieron los resultados del comportamiento de las menores. Tanto como las que recibieron el extracto hidroalcohólico de toronjil, como las que tomaron el placebo. Los resultados fueron que las niñas que habían tomado el extracto se mostraron más relajadas ante la profilaxis a pesar de su ansiedad, en comparación con las niñas que solo probaron el placebo. Comprobándose así, la acción calmante del toronjil.

Preparación

El toronjil se puede usar de distintas maneras, pero dependiendo del tipo de mal que se quiera tratar, su manera de preparación cambia.

Infusiones: Una de las maneras más comunes de consumir el toronjil es mediante infusiones. Existen distintas maneras de prepararlo. La más sencilla es la de colocar un filtrante de esta planta en una taza de agua hirviendo. Pero si quieres que sea más natural solo debes agregar dos ramas de toronjil bien lavadas a medio litro de agua hirviendo y dejar reposar por 10 minutos. Luego de ello, puedes mezclar con un poco más de agua y algo de azúcar al gusto. Tomado de esta manera se podrá calmar la ansiedad y el malestar estomacal.

Agua del carmen: El Agua del Carmen es una preparación que surgió en los monasterios de las carmelitas, el cual era usado para calmar los nervios y algunos males estomacales. No obstante, puedes preparar esta agua en casa. Solo debes macerar 200 gramos de toronjil junto a cinco ramas de canela, una cascara de limón y 10 gramos de nuez moscada, en un litro de alcohol, puede ser algún vino o pisco. Luego de macerar por dos semanas, removiendo cada tres días, se procede a filtrar la mezcla que ya está lista para ser usada como agua del Carmen.

Aceite esencial de toronjil: Un producto ya más elaborado es el aceite esencial de toronjil, el cual es usado principalmente con fines de aromaterapia. Se puede usar también para calmar dolores de cabeza aplicando unas gotas de este aceite diluidas en agua, en las sienes mediante un suave masaje circular.

Condimento: El toronjil también se puede emplear en la cocina para darle una sabor diferente a las comidas. Se puede usar las hojas frescas del toronjil para acompañar algunas carnes rojas y darles un sabor y aroma especial. De igual modo, sus hojas pueden formar parte de una ensalada de verduras frescas. Por otro lado, se pueden usar las hojas secas molidas al igual que el orégano, para darle un olor particular a los platos de comida, queda muy bien especialmente con los platos que contienen carne.

Precauciones

El toronjil, consumido de manera natural no presenta ningún riesgo para la salud. Es más, es muy beneficioso para la salud. No obstante, se debe tener cuidado con las otras presentaciones en las que se puede consumir. Por ejemplo, hay que tener muchísimo cuidado con el aceite esencial de toronjil, ya que en su estado puro puede resultar muy tóxico. Se recomienda no ingerirlo y solo usarlo de manera externa, ya que debido a sus componentes puede ser usado como un estupefaciente que además daña el hígado y los riñones.

Asimismo, se debe tomar precauciones respecto al Agua del Carmen, debido a su alto contenido en alcohol. El cual podría generar algunos mareos en las personas. Es por ello que solo se recomienda tomar una cucharada pequeña al día para los adultos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Propiedades y beneficios medicinales del toronjil, te recomendamos que visites nuestra categoría de Plantas Medicinales.



¿El artículo te ha sido de ayuda?

Propiedades y beneficios medicinales del toronjil
4.7 (93.33%) 3 votos

Déjanos un comentario