Propiedades y beneficios medicinales de la Moringa

La moringa, una planta con muchísimas propiedades medicinales que aún pasa desapercibida en el mundo. También es conocida como “el árbol de la vida” debido a los múltiples beneficios que tiene. No solo todo su cuerpo sirve para alimentarse, sino que también supera en nutrientes a los alimentos comunes. De igual modo, sus propiedades curativas sorprenden a la ciencia, viéndose reflejado en las investigaciones existentes. Por si fuera poco, esta planta es capaz de adaptarse a casi cualquier tipo de ambiente, siendo posible cultivarse hasta en zonas de suelo pobre en minerales.

Pero, ¿por qué una planta tan beneficiosa no es conocida mundialmente? ¿Dónde puedo conseguirla? ¿Cómo me puede ayudar? Si quieres saber más sobre la moringa no dejes de leer el siguiente artículo y aprende cómo aplicarla a tu vida diaria.



moringa

Descripción

La moringa es un árbol que llega a alcanzar los 10 o 12 metros de altura en su madurez. Durante su primer año de vida puede medir hasta tres o cinco metros dependiendo de los nutrientes del suelo. Posee un tronco medianamente grueso y ramas delgadas, que llegan a alcanzar los 30 a 60 centímetros de largo. En sus ramas, que comúnmente son frágiles, se ubican muchas hojitas o folios de dos centímetros de longitud en promedio.

Tiene flores blancas o cremas, que aparecen aproximadamente a los siete meses de su plantación. También posee vainas donde se almacenan las semillas. Estas vainas pueden alcanzar los 120 centímetros de longitud y 4 centímetros de ancho, llegando a almacenar aproximadamente 20 semillas. Cuando se secan las vainas se vuelven de un color marrón oscuro y se dividen en tres partes.

Puede crecer en casi cualquier tipo de suelo. A pesar de que su tiempo de vida es corto, 20 años aproximadamente, son muy fáciles de cultivar, además de fertilizar el suelo. Aunque es originario del sur de Asia, se ha proliferado su cultivo en regiones tropicales. Se ha extendido su cultivo a países con pocos recursos, especialmente a los del continente africano. Esto debido a sus propiedades nutritivas y su fácil adaptación a las tierras y resistencia.

Nombres comunes de la moringa

La Moringa pertenece a la familia de las Moringáceas, y es la más conocida de sus trece especies. Su nombre científico es Moringa oleífera, pero es llamada también por la primera palabra. De igual modo, acorde a los países en los que se encuentre recibe distintas denominaciones. Por ejemplo en Brasil se le conoce como Cedro, en Colombia como Ángela, en Cuba como palo jeringa y en Costa Rica como marango.

Historia

El origen de la Moringa se le reconoce a la India, en las zonas del sur del Himalaya. Aunque su uso se remonta desde la época de los griegos, egipcios y romanos, que usaban el aceite de las semillas. Con este producto extraído creaban lociones y perfumes. Ya en años posteriores algunos países del caribe empezaron a comercializarlo por su aceite. Para lociones y lubricantes de maquinarias.

Ya en la india se conocían sus propiedades medicinales y se consumían sus vainas como alimento. Esta costumbre también se ha difundido a países de África y Sudamérica.

Beneficios de la moringa

beneficios de la moringaYa hemos mencionado que la moringa se usa como alimento, pero ahora te mostraremos sus increíbles beneficios. Por ejemplo las vainas con semillas verdes, por cada 100 gramos se encuentran 2,5 gramos de proteína, que es dos veces más de lo que se encuentra en dos vasos de yogurt. Posee 30 miligramos de calcio, cuatro veces más proteína que en un vaso de leche.

Por otro lado, sus hojas verdes, en cada 100 gramos tienen 51, 7 miligramos de vitamina C, que es siete veces más de lo que se encuentra en las naranjas. Asimismo, llegan a alcanzar 337 miligramos de potasio, tres veces más de lo que se encuentra en los plátanos. Asimismo, posee 8,28 gramos de carbohidratos, que ayudan a saciar el hambre y aportar energía.

De igual modo también posee vitaminas como la A, B1, B2 y B3. Minerales como Cromo, Cobre, Hierro, Magnesio, Manganeso, Fósforo y Zinc. También, cuando las hojas se consumen secas, aumenta su valor nutricional. Por ejemplo llegan a tener 10 veces más vitamina A que las zanahorias. Posee 17 veces más calcio que la leche y 25 veces más hierro que la espinaca.

Propiedades de la moringa

Bajar de peso

Ya has leído sobre el gran contenido nutricional de la moringa. Ahora súmale que tiene un bajo contenido en grasas. Si empiezas a incluir a la moringa en tu dieta podrás empezar a ver los resultados. En primer lugar, las hojas de este árbol son ricas en vitamina B, lo que ayudan a tu organismo a mejorar la digestión. Te ayuda a convertir los alimentos en energía, evitando que se acumulen en tu cuerpo en forma de grasa.

Asimismo, su alto contenido en fibras y carbohidratos te dan una sensación de satisfacción del hambre que evita que consumas comida de más. También, con solo 100 gramos de este alimento casi llegas a completar los valores diarios de distintos nutrientes para tu dieta. Por ejemplo, llega a otorgar un 70% del valor diario requerido de proteínas y un 120% de calcio.

De igual modo, esta planta posee una gran cantidad de glucosinolatos, una sustancia que durante la digestión se convierten en isotiocianatos y aceleran el metabolismo. Esto quiere decir que te ayudan a quemar más grasas. Combinado con sus propiedades diuréticas y laxantes, es el alimento ideal para ayudarte a reducir medidas.

No obstante, debes tener en cuenta que tu dieta debe ser balanceada. Puedes incluir a la moringa dentro de ella, pero no reemplazar algunos alimentos esenciales porque dañarías tu salud. Usa esta planta como un complemento y empieza a evaluar sus resultados. Más adelante te mostraremos cómo ingerirla.

Purificar el agua

La moringa también ayuda a purificar el agua a través de las propiedades de sus semillas. Estas tienen una carga molecular positiva que permite la coagulación, floculación y sedimentación de los elementos que enturbian el agua. Estas semillas son usadas especialmente en países pobres que no cuentan con agua potable. Deben consumir el agua de los ríos que casi siempre están contaminados y poseen una gran variedad de bacterias y sustancias nocivas para la salud humana. Entre ellas la e-coli, bacteria que ocasiona el cólera y en personas con un alto grado de desnutrición y pocos recursos médicos puede causar la muerte.

Estas semillas normalmente se usan en polvo. Se colocan en bolsitas de tela como filtrante y se sumergen en el agua hasta que esté completamente clara. Posteriormente se procede a hervir el agua y ya estará lista para el consumo humano. Pero esto solo funciona en pocos litros de agua. Algunos investigadores están buscando la manera de lograr que se pueda replicar esta purificación a gran escala.

Se opta por utilizar las semillas de moringa para tratar el agua debido a que es completamente biodegradable y natural a diferencia de otras sustancias usadas. Asimismo, es mucho más económica y accesible a las personas con pocos recursos. En Malawi por ejemplo, para el tratamiento de aguas se invertían alrededor de 400 mil euros solo para comprar los químicos del proceso. Con la aplicación de la moringa este presupuesto se redujo a más de un tercio, lo que permite que ese dinero sea invertido en otras necesidades del país.

Desnutrición

Ya hemos visto que la moringa tiene un alto contenido en nutrientes. Con solo una pequeña dosis de esta planta se puede saciar el hambre y nutrir el organismo. Es por ello que la moringa también es empleada para poder combatir la desnutrición. Todas las partes de este árbol son comestibles por lo que en muchos países pobres se emplea esta planta como una alternativa para combatir la desnutrición en niños.

Este árbol puede crecer en casi todos los tipos de suelo. Asimismo, es capaz de soportar mucho tiempo sin recibir agua. Es por ello que durante la época de sequías esta planta es capaz de sobrevivir y alimentar a los pobladores que no tienen que comer.

De igual modo, su alto contenido en carbohidratos proporciona energía suficiente para que las personas puedan seguir realizando sus actividades. Además las grasas saludables que posee permiten al organismo funcionar correctamente.

Rico en antioxidantes

La moringa contiene betacarotenos, vitamina C, ácido clorogénico y quercetina, grandes antioxidantes. Los antioxidantes ayudan a combatir el estrés oxidativo, que es causante de muchas enfermedades crónicas. Los antioxidantes como su nombre lo indica impiden que las células de nuestro cuerpo se oxiden. Esto además de prevenir enfermedades previene el envejecimiento prematuro.

Los antioxidantes sirven para eliminar radicales libres que hacen que ingrese el oxígeno a las células y generan alteraciones en el ADN. Esto puede llegar a mutaciones, y causando enfermedades como el cáncer. Es por ello que es muy importante la ingesta de antioxidantes en la dieta diaria.

Reduce inflamaciones

Las hojas de la moringa tienen la capacidad de reducir inflamaciones. Desde hace siglos que se emplea en la India para controlar esta respuesta del sistema inmune. Se colocan las hojas como un cataplasma para cubrir la zona afectada y se deja que haga efecto. En caso sean inflamaciones internas o en el estómago, se puede ingerir un té de las hojas o flores de esta planta.

La moringa tiene esta propiedad debido a que contiene isotiocianatos, elemento que permite reducir los niveles de inflamación. Puede desinflamar músculos y articulaciones, por lo que también es muy bueno para la artritis. Asimismo, también es útil contra los dolores de cabeza, solo debes frotar un poco de las hojas contra las sienes y masajear por algunos minutos.

Reduce niveles de azúcar en la sangre

La moringa tiene la capacidad de reducir los niveles de azúcar en la sangre. Así que combinando esta planta con una dieta balanceada es posible tratar enfermedades como la diabetes. Esto es posible gracias a que la moringa acelera el metabolismo y puede lograr que se expulsen y procesen los alimentos que ingerimos.

Asimismo, la moringa estimula el páncreas, órgano encargado de la producción de insulina en el cuerpo. La insulina es la que se encarga de regular los niveles de azúcar en nuestro organismo. Cuando una persona sufre de diabetes, normalmente es el páncreas el que falla al no producir esta sustancia en cantidades suficientes.

Preparaciones de la moringa

Infusiones

Una de las maneras más sencillas de consumir la moringa es preparándola como un té. Para ello puedes usar las hojas y las flores de esta planta. Puedes optar entre las hojas frescas y las secas. Es mucho más efectiva cuando las hojas están frescas, no obstante cuando no tienes esta planta al alcance se te puede complicar obtenerlas. Por otro lado, las hojas secas son mucho más fáciles de conseguir, pero algunas propiedades del árbol se pierden, por ejemplo sus proteínas.

Para ingerir la moringa como infusión solo debes sumergir las hojitas, ya sean frescas o secas, en agua hirviendo. Si lo deseas, puedes colocar las hojitas secas dentro de una bolsa como filtrante para tener la moringa como un filtrante de té. Cuando prepares las hojas secas no es necesario lavarlas, en cambio con las verdes sí.

Ingerir la moringa como infusión te ayudará a bajar de peso, puesto que además de nutrirte te ayuda a calmar la ansiedad, dándote una sensación de satisfacción. Asimismo, este té, ayuda a la digestión y es un gran diurético.

Aceites

Como ya mencionamos anteriormente, la moringa también era usada para extraer aceites y crear lociones y para lubricar máquinas. No obstante, este aceite también sirve para la ingesta humana. Esto debido a que es un aceite libre de grasas saturadas, es decir que posee las grasas saludables que tu cuerpo necesita.

Al igual que el aceite de oliva puedes usar el aceite de moringa para sazonar tus ensaladas. Asimismo, también lo puedes emplear para preparar aderezos y mayonesas nutritivas. De igual modo, también lo puedes emplear como combustible orgánico. Ya sea como combustible para lámparas o incluso como biodiesel para los motores.

Guisos

Todo el árbol de la moringa es comestible. Así que puedes usar sus raíces, hojas flores y semillas como un elemento de cocina. Por ejemplo, puedes emplear las hojas frescas para preparar tortillas de verduras. De igual modo, las hojas y las flores pueden servir para la preparación de guisos. Tienen un sabor algo picante, similar al del rabanito, lo que le aporta un toque especial a los guisos.

Asimismo, las vainas de esta planta pueden comerse hervidas o crudas. Como ya mencionamos, tienen un sabor algo picante. Las semillas, sin embargo, tienen un sabor y forma parecidos al de las arvejas pudiendo emplearse de manera similar. También, las raíces se comen crudas, tiene un sabor parecido a las zanahorias, pero algo picantes.

Además, todas las partes de esta planta se pueden consumir en forma de ensalada. Complementadas con el aceite de este mismo árbol se puede crear un plato muy nutritivo para el organismo. No obstante, igual deberá ser complementado con otros alimentos, para llevar una dieta balanceada.

Precauciones

Aunque la moringa tiene muchas propiedades medicinales, debes saber que todo en exceso no es bueno. Debes procurar ingerir moringa con algo de comida en el estómago porque puede causar acidez. Asimismo, también te da acidez cuando la consumes excesivamente por largos periodos de tiempo.

Si estás embarazada debes saber que durante la gestación debes moderar el uso de esta planta debido a su rico contenido en vitamina A. Este nutriente ayuda a la división celular y puede mejorar el crecimiento del bebé. Pero en exceso puede ocasionar abortos.

De igual modo, debes tener cuidado si tienes poca cantidad de azúcar en tu sangre. Esto debido a que la moringa es hipoglucémica, es decir que baja los niveles de azúcar. Por ello, deberás considerar estos elementos si quieres empezar a seguir una dieta empleando moringa.

Asimismo, debes recordar que la moringa es una gran fuente de energía, por lo que debes evitar consumirla de noche. Puesto que te puede generar problemas para conciliar el sueño o insomnio. Trata de ingerir esta planta durante la mañana, para que te de fuerzas para continuar con tu rutina diaria.

También, si vas a consumir moringa por primera vez debes tener en cuenta que es un alimento muy rico en fibra. Esta planta tiene un efecto laxante y depurador del organismo, que cuando no estás acostumbrado a su ingesta puede ocasionar diarrea. No obstante, este efecto secundario pasa luego de algunos días de uso. Es solo cuestión de tiempo para que tu cuerpo se acostumbre.

Conclusiones

Ahora que ya conoces los beneficios y propiedades medicinales de la moringa no dudes en consumirla. Es una gran oportunidad para mejorar las condiciones de vida en países con escasos recursos. Además, no solo es un sabroso alimento que te ayudará a bajar de peso sino también un gran aliado para mantenerte saludable. No obstante recuerda siempre que todo en exceso puede ser dañino, así que siempre modera su consumo. Finalmente, si recién vas a empezar a consumir este árbol toma en cuenta las precauciones.

Si deseas leer más artículos parecidos a Propiedades y beneficios medicinales de la Moringa, te recomendamos que visites nuestra categoría de Plantas Medicinales.



Fuentes:
http://www.treesforlife.org/sites/default/files/documents/Moringa_Book_Sp(screen).pdf http://www.webmd.com/vitamins-supplements/ingredientmono-1242-moringa.aspx?activeingredientid=1242

¿El artículo te ha sido de ayuda?

Propiedades y beneficios medicinales de la Moringa
4.3 (86.15%) 13 votos

Déjanos un comentario