Beneficios y propiedades medicinales de la canela

La canela es una planta muy versátil usada en distintos ámbitos. Es muy conocida por usarse en la cocina y está incluida en muchas recetas de comida. Desde acompañante de postres como mazamorra morada, como especia para aromatizar el agua de distintos refrescos, hasta en comidas saladas.

Esta planta tiene un aroma exquisito y un sabor inigualable. Sin embargo; también puede usarse como tratamiento medicinal gracias a sus variadas propiedades. Si quieres saber más de esta versátil y curativa planta, no dejes de leer este artículo.



Descripción

La canela es un árbol de hoja perenne, esto quiere decir que se encuentra siempre verde a lo largo del año. Debido a ello el árbol se encuentra siempre lleno de hojas ovaladas con terminaciones puntiagudas. Estas llegan a medir entre 8 a 25 cm de largo y entre 3 a 8 cm de ancho. Las hojas presentan cinco nervios rojizos en total, uno al medio de la hoja y dos a cada lado. Asimismo, la cara superior es de un verde brillante, mientras que la cara inferior es más opaca.

De igual modo, esta planta llega a medir ente diez a quince metros de altura aproximadamente. El tronco es de contextura leñosa y su corteza presenta distintas capas. La parte más aprovechada de la canela es la que se encuentra dentro de la corteza interna del tallo. Esa corteza es de color marrón claro y se regenera cada ciclo agrícola. Por lo que no hay necesidad de volver a sembrar la planta.

Por otro lado, el árbol de la canela también presenta flores. Estas son hermafroditas por lo que contienen ambos órganos reproductores. Por un lado, el androceo, que es la parte reproductora masculina de los estambres de la flor. Y por el otro el gineceo, que es la parte femenina de las plantas. Cabe señalar que las flores tienen color entre blanco y amarillo verdoso y están recubiertas de pelo. Asimismo, poseen seis tépalos y se agrupan en panículas.

Cuando el árbol de la canela cumple entre ocho o diez años, es el momento adecuado para retirar la corteza y dejar que se seque en el sol. Es allí, donde se formarán esas largas tiras enrolladas. El sol permite que esas largas tiras de la corteza del árbol de canela, se lleguen a encorvar.

Historia

Esta planta ha sido usada por egipcios, romanos y griegos a través de la historia. Los egipcios usaban la canela para embalsar a las momias. Ellos lo hacían con la intención de que los cadáveres no se lleguen a podrir, ya que querían conservar el cuerpo con la finalidad de que este se encuentre más cerca de su alma.

Por otro lado, en Roma, se llegó a utilizar la canela en ceremonias relevantes. Por ejemplo, se dice que Nerón llegó a quemar toda la canela de Roma cuando su esposa falleció. Cabe recordar que Nerón fue un emperador del Imperio romano, que se caracterizó por la tiranía.

Asimismo, en la antigua Grecia y Roma, la canela ya se usaba para combatir los problemas digestivos. Consumiéndose especialmente en forma de infusión. Esta planta era importada de países orientales por lo que se consideraba muy valiosa. Por lo que la canela, hasta que se masificó el comercio, estaba reducida a las clases más altas.

Origen

La canela tiene su origen en Oriente, y se cultiva especialmente en Sri Lanka. El cual es un país pequeño que tiene mucha cercanía con la India y que es apodado como ‘La lágrima de la India’. Sus variados climas, permiten una variada flora. Por su parte, la canela también se cultiva en gran parte de Asia, debido a sus climas húmedos.
La canela es cultivada en una temperatura media entre 24 °C y 30 °C. Normalmente, aumenta su calidad cuando se hace un correcto corte de las cañas. Cuando se poda la canela, se hace de continuo y cerca del suelo. Esto permite que la canela tenga la apariencia de un arbusto con ramas. Por el contrario, en un terreno lleno de blandura, no permite el crecimiento de la planta lo que bajaría su calidad.

Nombre científico

A la canela se le conoce científicamente como Cinnamomum Verum. Este nombre fue otorgado por el botánico checo Jan Svatopluk Presl.

El término cinnamomum, proviene de la palabra griega Kinnamon la cual significa madera dulce. Asimismo, esta palabra hace referencia a todos aquellos árboles que tienen aroma en las cortezas y hojas. Por otro lado, el término verum, se refiere a que la planta es de Ceilán, del país de Sri Lanka. Cabe señalar que la canela es que la más se comercializa en dicho país, debido a su alta calidad.

Nombres comunes

Dependiendo del lugar donde se consuma, la canela puede recibir distintas denominaciones. En Francia por ejemplo se le conoce como cannelle. El cual es un diminutivo de la palabra tubo o caña, y hace referencia a la forma enrollada de la corteza. Asimismo, en el idioma inglés la canela adopta el primer término de su nombre científico: cinnamon.

Por otro lado, en italiano, catalán y portugués el nombre no sufre muchas variaciones, conociéndose como cannella, canyela y canela respectivamente. Finalmente, en Alemania esta planta es denominada ceylomzint.

Propiedades de la canela

Posee aceites esenciales

El árbol de la canela contiene distintos componentes. Entre ellos está el aceite esencial que poseen todas las variedades del árbol: cinnamaldehído. Esta sustancia es la responsable de la fragancia natural que se encuentra en raíces, hojas, maderas, frutas y flores. Las plantas suelen producir el aceite esencial, con la intención de protegerse de ciertos organismos que pueden ocasionar enfermedades, sirviendo como una especie de insecticida o bactericida.

También sirve para ahuyentar a los animales que quieran comer la planta. En muchos casos, este aceite puede ser tóxico y de sabor repugnante para los animales, permitiendo a que se rehúsen en acercarse a dicha planta. Asimismo, el aceite esencial permite que insectos sean atraídos con el fin de polinizar y reproducir más plantas.

Es multivitamínica

El árbol de la canela posee vitaminas como la B3, conocida como niacina. Esta tiene muchas propiedades curativas, en primer lugar ayuda a la estimulación de distintas hormonas, por lo que ayuda al crecimiento y otras funciones relacionadas con las hormonas. Asimismo, ayudan a producir más neurotransmisores y mantener saludable el sistema nervioso. Además ayuda a mejorar la circulación, ya que relaja los vasos sanguíneos. También ayuda a reducir el colesterol en la sangre y controla algunas enfermedades de la piel.
Por otro lado también contiene tiamina o vitamina B1. La cual se encarga de convertir los carbohidratos en energía para el organismo. Asimismo, tiene un rol importante en la contracción de los músculos y el correcto funcionamiento del sistema nervioso.

Por último, también contiene vitamina C la cual es un gran antioxidante. Esta previene el envejecimiento gracias a su acción contra los radicales libres. Está vitamina no puede ser producida ni almacenada por el organismo. Es por ello que se debe consumir de manera regular para evitar algunas enfermedades. Asimismo, aunque no está comprobado que pueda evitar los resfriados, su consumo diario ayuda a reducir los síntomas.

Es antioxidante

Además de la ya mencionada vitamina c, posee taninos, que protegen a la planta contra cualquier herida que pueda sufrir. Esta también ayuda al organismo humano ya que tiene la propiedad de unir el colágeno, manteniendo así una piel sana. Es por ello que esta sustancia es usada para la curtiembre de pieles de animales. Ya que evita que está se deteriore con el tiempo.
También posee mucílagos; que son fibras solubles capaces de ayudar con la germinación de la semilla para mantener un contacto con su principal fuente de vida: el agua.

Rico en minerales

La corteza de la canela es rica en minerales como el boro, calcio, cobre, cromo, hierro, manganeso, níquel, potasio, sodio y yodo. Estos se encuentran adheridos a los tejidos de las planta para ayudarla con el fortalecimiento de su estructura. De igual modo, estos minerales también son traspasados al organismo que lo consume.

Beneficios de la canela

Ayuda a la digestión

Entre los principales beneficios de la canela se encuentra la mejora del sistema digestivo, ya que permite que la acidez de los jugos gástricos no afecte tanto al ser humano. Aquellas personas que padecen de inapetencia, constantes digestiones y flatulencia, se recomienda usar la canela para el alivio de estos males. Cabe resaltar que la mala digestión es un fenómeno recurrente lo que podría ocasionar úlceras y afectar gran parte de los órganos (páncreas, hígado, vesícula, estómago).

Reduce las flatulencias

A su vez, reduce en gran cantidad los gases. A veces los gases suelen estar por bastante tiempo dentro del organismo, causando daños al sistema digestivo con el pasar de los años. Asimismo, es un alivio eficaz para la acidez del estómago; productos de los ácidos gástricos ocasionando ardor. El aroma de la canela, puede eliminar la falta de apetito, el cual si no se llega a curar podría causar la deficiencia de nutrientes provocando una desnutrición.

Es antibacteriano

Además, la canela contiene propiedades que pueden eliminar todo tipo de bacterias y microorganismos que causan hedores intestinales, como por ejemplo el estreñimiento. Es por ello que la canela es buena para la salud intestinal, teniendo en cuenta que las intoxicaciones alimentarias están presentes en la vida cotidiana.

Previene infecciones respiratorias

Para las enfermedades respiratorias, la canela también puede ser un gran alivio gracias a sus propiedades antibacterianas, expectorantes y antiinflamatorias. Casos como la bronquitis, en donde es una enfermedad que inflama los bronquios debido a infecciones respiratorias o producidas por virus.

Si se quiere rebajar la inflamación de la bronquitis, se recomienda tomar infusiones de canela acompañado de cucharadas de miel por lo menos tres veces al día. Esto también cumple para resfriados o tos, ya que al contraer la bronquitis también causa lo antes señalado. De ese modo, la canela colabora con los problemas respiratorios. Otra vía de solución para el tratamiento de enfermedades respiratorias es el realizar gárgaras con infusiones de canela.

Mejora la circulación sanguínea

Los problemas de la circulación de la sangre tampoco se quedan atrás. La canela es considerada un anticoagulante, ya que interfiere en la coagulación de la sangre para la libre circulación de los nutrientes. Si se llega a consumir constantemente, puede ayudar a que las plaquetas de sangre se acumulen.
En el caso de las mujeres, puede ayudar a provocar y regularizar la menstruación, lo que lleva consigo a que se evite todo tipo de dolores menstruales. Además, ha resultado ventajoso los lavados vaginales con los líquidos resultantes la canela para las infecciones. Teniendo en cuenta la gran cantidad de propiedad del aceite de canela, puede ayudar a mejorar la salud del corazón. También sirve como afrodisiaco natural, para la libre circulación de sangre y oxígeno de los órganos reproductores masculino y femenino.

Reduce niveles de glucosa

En casos como la diabetes tipo 2, se ha comprobado científicamente que la canela conlleva a tener buenos resultados para personas que aquejan esta enfermedad. Esto se debe a que la canela tiene un compuesto llamado cinnamtannin B1, que ayuda a disminuir los niveles de sangre de la glucosa. Cabe resaltar que la diabetes tipo 2 tiene consecuencias negativas como: fatiga, mala circulación, problemas oftalmológicos y dolores constantes de cabeza. Por ello, se recomienda consumir media cucharadita de canela dos veces al día. Esto permitirá reducir los niveles de sangre y azúcar en la sangre.

Combate el mal olor

Debido a los principios aromáticos de la canela, puede llegar a ser un gran alivio para combatir el mal olor. Sus aromas impiden que las propiedades bacterianas se desarrollen en la boca. El poder aromático de la canela también resulta útil para el tratamiento hongos en los pies y las uñas, y para esos casos se recomienda realizar un baño de infusión de canela a las partes afectadas.

Ayuda a combatir el estrés

Mediante la inhalación del aroma de las ramas de la canela se puede curar algunos tipos de dolores de cabeza. Especialmente los que se producen por el estrés y tensión. Esto debido a que su peculiar aroma es muy relajante.

Ayuda a adelgazar

En caso de querer controlar el peso y llevar una vida saludable, la canela puede llegar a ser una opción. La canela puede ayudar y relajar las ansias del dulce, como también puede ayudar a estimular los órganos digestivos para tratar digestiones pasadas o lentas. Entre sus componentes antioxidantes, puede facilitar la libre circulación; convirtiéndose en un estimulante natural para todo tipo de problemas que aquejan la salud del ser humano. Es ideal para perder peso, gracias a su nivel para equilibrar los azúcares en la sangre.

Es antiparasitario

El aceite de canela también cuenta con propiedades antiparasitarias, antivirales y contra todo tipo de infecciones. En su gran parte está compuesto por cinamaldehído (60 %). Entre sus principales beneficios, se encuentra la fácil dilatación de los vasos sanguíneos. Es fundamental tener dilatados, debido a que facilita la libre circulación de la sangre por todo el organismo, sobre todo permitiendo la oxidación de los órganos. Del mismo modo, mejora la función del óxido nítrico, el cual se encarga de ser el vasodilatador endógeno. Éste llega a cumplir ciertas funciones: modulador del tono vascular, neurotransmisión central y periférica, mecanismo inmunológico y aporta sangre, oxígeno y nutrientes a todas las células musculares; aumentando la capacidad de aportes de nutrientes.

Preparación

Comidas: La canela está disponible en cualquier tienda, y suelen venderla de dos presentaciones: en rama o molida. Lo común es usarlo a través de postres, como: pie de manzana, budín, arroz con leche, mousses, queques, cupcakes, roscones, galletas, tartas, helados, cheesecakes y mermeladas, entre otros. Asimismo, es usado para: carnes (jamones glaseados, lomos, estofados, costilla, cecinas, solomillo, cordero); arroces o cereales (quinua, avena, arroces con verduras); aves (pollo, pavo, pato, gallina); verduras (papas, tomates, zanahorias, brócolis, guisantes, berenjenas) o en pescados (truchas, bacalao, jurel, dorado, bonito, lenguado, chita).

Infusión: En el caso que no optemos por comidas, la canela también puede servir como infusión. El procedimiento es sencillo: primero hay que hervir agua por dos minutos y luego poner la canela y dejarla reposar para que se llegue a concentrar.

Aceite: Además de los ya mencionados, la canela también está destinada a un uso tópico, por ende es vendida como aceite. A diferencia de otros aceites de esencia, como el aceite de naranja o de limón; el aceite de canela tiene una alta gama de antioxidantes. Esto permite que sea una ayuda digestiva natural, facilitando la circulación en la sangre y capaz de combatir enfermedades cardiovasculares o infecciones.

Precauciones

Así como la canela tiene múltiples beneficios, también hay que tener en cuenta de ciertos efectos secundarios. En cuanto al aceite de canela, puede producir una especie de alergia al aplicarse sobre la piel causando llagas. Si bien es cierto, la canela es muy buena para los problemas digestivos, en algunas personas puede causar sensibilidades digestivas como úlceras. De ese modo, no se recomienda consumir mucha canela ya que provocaría irritación en el nivel gástrico.

Del mismo modo para los problemas circulatorios, se debe tener cuidado con las personas que sufran de taquicardia. Ello debido a que el consumo de canela puede acelerar el ritmo cardiaco. Asimismo, existen los riesgos a nivel uterino y se recomienda a las mujeres gestantes no consumir canela, porque estimula las contracciones y acelera el proceso del parto.

Si deseas leer más artículos parecidos a Beneficios y propiedades medicinales de la canela, te recomendamos que visites nuestra categoría de Alimentación Saludable.



Fuentes:
  • https://authoritynutrition.com/10-proven-benefits-of-cinnamon/
  • http://www.medicalnewstoday.com/articles/266069.php
  • https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4003790/

¿El artículo te ha sido de ayuda?

Beneficios y propiedades medicinales de la canela
3 (60%) 2 votos

Déjanos un comentario